miércoles, 4 de diciembre de 2013

¿POR QUÉ MI PLATO DE COMIDA TERMINA VACÍO?

Una de cada siete personas en el mundo se va a la cama hambrienta y más de 20.000 niños menores de 5 años mueren de hambre diariamente, según el Programa de las Naciones Unidas (PNUD) para el Ambiente.  Con esto en mente, una de estas mañanas, de camino a mi trabajo me topé con una de esas escenas que encojen el alma.

Un hombre de mediana edad estaba zambullido en las bolsas de basura de restaurantes, a la orilla de la calle, tal y como hacen los perros callejeros curiosos y hambrientos. Mientras yo esperaba a que el semáforo se pusiera en rojo, en medio del tránsito exacerbado, observé cómo esta persona abría las grandes bolsas negras y pensé: “seguramente busca latas de aluminio para recolectar y vender”… Ciertamente, sacó algunas latas y las puso a un lado, pero luego de un momento, sacó una bandeja que aún contenía rastros de comida, pasó el dedo sobre ella y se lo llevó a la boca.

Si acaso estuve ahí un minuto, pero esa imagen me acompañó todo el día y su mensaje contundente me recordó porqué siempre trato de terminar todo lo que se me sirve en mi plato de comida y porqué evito botar desperdicios de comida en la basura.

Desconozco la fortuna del pobre muchacho, esas son historias que se repiten aquí, allá y en todos lados; como producto de una población en aumento (para el 2050 se espera que lleguemos a ser 9 millones de habitantes, según el PNUD) y disparidades sociales cada vez más marcadas. Sin embargo, también es importante resaltar algunas iniciativas que buscan paliar, de alguna forma, la desdicha de algunos. En Costa Rica, por fortuna, contamos con un Banco de Alimentos que distribuye donaciones en especies entre la población que más lo necesita. También existen otros organismos no lucrativos, de carácter social, que intentan apoyar a estas personas sin hogar y sin futuro.

Hace algunos post atrás, ya había escrito sobre estas imágenes callejeras que invitan a la reflexión. Caras sin nombre que danzan al filo de un horizonte sin firmamento, ojos que ocultan historias de dolor, infortunio y desesperanza. Esa mañana, nuevamente, otra de esas imágenes que se clavan en el alma tocó mi ventana y se me antojó compartirles el momento para aprovechar, a quienes pasen por acá, a invitarlos a que transmitan a las nuevas generaciones estas realidades. Tal vez, en un futuro, juntos, encontremos una forma de ser más equitativos y considerados a la hora de llevar comida caliente a nuestra mesa.

Katmarce—

43 comentarios:

  1. Argentina hacia el 2001 vivió situaciones parecidas. Hoy por hoy es algo casi superado. Si bien no es común ver a las personas comiendo de la basura, sí juntan los cartones para luego venderlo por kilo así como hacen con el aluminio (como tú dices) y el cobre o lo que sea.
    Quiero creer que en mi país no hay desnutrición como hace 10 años atrás, pero por lo pronto hay formas de llevar adelante la crisis del desempleo. Hace seis o siete años existe la Asignación Universal por Hijo que otorga un subsidio a cada hijo por familia desempleada. Es algo, pero no soluciona todo.

    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián: Gracias por tu visita. Creo que en Latinoamérica nos toca duro, bueno, en África están peor... Pero es necesario un compromiso integral, liderado por gobiernos comprometidos a sacar adelante a los países y permitirle a las personas mejorar su calidad de vida.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. No olvides Europa, Kat, donde esta maldita CRISIS, sumada con las grandes desigualdades del mal llamado primer mundo, generan imágenes tan dramáticas a diario en las puertas traseras de los hipermercados y restaurantes.
      en España, país "nuevo rico venido a menos", lo está pasando mal muchas gente. más de lo que puede parecer desde fuera. Son también las consecuencias de vivir por encima de nuestras posibilidades.
      Saludos,

      Eliminar
  2. Hola Kat!

    Definitivamente el principio que rige tu costumbre de terminarte tu plato es noble. Es muy duro enfrentarse a estas escenas y ahora son bastante frecuentes por todas partes y a casi todas las horas.

    No es un tema de juicio sobre si las personas que recurren a esto tienen opciones o no, es sencillamente muy impactante el resultado.

    Yo espero que la administración entrante inicie de una vez por todas la inversión social *correcta* y ayude a sacar a la gente de las calles dándoles rehabilitación y un poquito de orientación laboral. En eso espero que se gasten mis impuestos!

    Un abrazo!
    Carlos Ch.
    http://conlaluzdisponible.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos!! Yo también espero que las próximas administraciones traten este problema de forma integral, es la mejor forma de invertir nuestros impuestos, definitivamente.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hola estimada Katmarce. Me has hecho vibrar con tu post. sobre todo porque cada vez las injusticias sociales son mayores y nuestros políticos, me refiero a los de mi país, España, no hacen nada por solucionarlo, sino al conrtrario. Aquí, en Madrid, la bruja que tenemos por alcaldesa ha decidido imponer multas a los mendigos. como lo oyes ¡¡¡multas a los mendigos!!! Por vender paquetitos de kleenx en los semáforos y pedir limosna. ¡Por dios! ¿A dónde vamos a parar? Qué clase de mujer es esa que crre que madrid estará más presentable limpiándolo de mendigos? Se equivoca, porque habrá más robos y delincuencia. Vamos mal amiga mía. muy muy mal por aquí...

    Besos y un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josef: Muchas gracias por compartir tu punto de vista desde el otro lado "del charco"... La pobreza es un problema generalizado y nos concierne a todos en este planeta.

      La Alcaldesa de Madrid definitivamente vive en otro planeta. ¡Cómo hace falta que los políticos realmente entiendan las necesidades del pueblo y se pongan en los zapatos de los que más necesitan! :(

      Yo todavía tengo un poquito de esperanza en las próximas generaciones...

      Otro abrazo para vos!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hace unos días, que usé FB para promover el apoyo a una de las organizaciones que dan alimentos a las personas de la calle, casi me crucifica un honorable caballero socio de club privado. El problema de la pobreza extrema, de los desposeidos, los sin techos, no se acaba con un plato de comida caliente que reciben una vez a la semana. Pero qué rico deben sentir cuando les llega calientica a la pancita esa comida, luego de una semana entera de haber tenido que revolcar la basura. Gracias por sornaguearnos hoy el alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milagro: Gracias por la visita. Cierto, un plato de comida no es la solución, pero el problema de la pobreza es un tema bien complejo que se debe atacar por muchas vertientes. Mientras llegue un gobierno comprometido a echarle mano a este asunto, no veo nada de malo que quienes quieren, ayuden de la mejor forma que se puede.

      Saludos,

      Eliminar
  6. Excelente post!

    Realmente es un pecado desperdiciar comida. El otro día leí en BBC que cada británico bota lo suficiente para alimentar a otra persona. Nuestro mundo tiene lo suficiente para alimentarnos a todos, solamente que está muy mal distribuido.

    Aunque el tema de "dejar el plato vacío" me movió las culpas de niño, cuando mis papas me obligaban a comerme todo. Hoy, de adulto, tengo que aprender a servirme lo que me voy a comer, para no desperdiciar los alimentos.

    gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arturo: Gracias a vos por compartir el comentario... El gran problema es la distribución de los productos/riquezas y decidir quién lo hace de una forma justa :-( la gran disyuntiva de todos los tiempos...

      PD: yo también cargo con esas culpas de niña, pero creo que al final, lograron buenos resultados (me parece!)

      Eliminar
  7. Oh¡¡¡ Kat, que pena tan grande me embarga, estas escenas, cada vez más corrientes en Costa rica son lamentables. Y en el mundo se botan 1000 millones de toneladas de alimentos cada año. Impresionante, que inconscientes somos los humanos, a todo nivel, Importante entrada Kat, gracias por recordarnos que debemos hacer mucho más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, gracias por pasar por este submarino. Sí, la verdad es que siempre es bueno recordar que no todas las personas tienen las mismas oportunidades para que desde nuestra ventana, tratemos de hacer alguna diferencia. Saludos!

      Eliminar
  8. Puse una nueva entrada por si deseas pasar, Saludos

    http://elsentirdeana.blogspot.com/2013/12/elefantes-fuertes-dulces-serenos_4540.html?spref=fb

    ResponderEliminar
  9. Kat:
    "Caras sin nombre que danzan al filo de un horizonte sin firmamento", lo lírico de la frase no quita la dureza del concepto.

    Kat: usted señala algunas opciones, pero son caritativas, y como bien lo ha insistido el actual Papa Francisco: no es asunto de caridad, ya es asunto de justicia, en un mundo donde, al frente de esos pobres y hambrientos, hay una riqueza concentrada del todo poco cristiana (no recuerdo exactamente las palabras del Papa).

    No es mi idea basurear este blog con lo que voy a decir: ¿Votar por Villalta y el Frente Amplio no es abrir la posibilidad de un país distinto? Yo tengo esa esperanza y mucha fe de que así sea.

    Con el cariño de siempre para mi querida Kat,
    wílliam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola estimado DW: discrepo un poco con su punto de vista. La caridad es mejor que nada, a falta de la justicia humana que casi se convierte en una utopía, en nuestros tiempos. Como bien lo dijo Milagro en un comentario anterior:

      "El problema de la pobreza extrema, de los desposeidos, los sin techos, no se acaba con un plato de comida caliente que reciben una vez a la semana. Pero qué rico deben sentir cuando les llega calientica a la pancita esa comida, luego de una semana entera de haber tenido que revolcar la basura"

      Y sí, prefiero evitar que este post se tiña con tintes políticos, promesas de campaña, o colores de banderas. Al respecto, cada quien tiene su opinión. Este post es solo una reflexión de esas que rondan en mi cabeza.

      Saludos y gracias por regresar al submarino :)

      Eliminar
  10. Querida Kat,
    Como de costumbre, me identifico mucho con lo que escribes.
    En varias ocasiones, comiendo con mis compañeros de trabajo, he observado que algunos de ellos dejan comida "por norma", no vaya a parecer que les ha gustado, o que tenían mucha hambre. Sin comentarios. Pero lo peor es que a mí, que me como todo porque también me inculcaron la costumbre de no dejar el plato vacío, a veces me miran mal.
    ¡Qué pena me dan estos insolidaros, engreídos que sólo piensan en aparentar!

    Lo siento, pero el tema me indigna.
    Un abrazo español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aprendiz: Entiendo tu punto. Gracias por pasar por este submarino. Es bueno saber si que mis lectores también son sensibles al tema. Un abrazo,

      Eliminar
  11. Srta Kat. Su historia es desgarradora. Como usted yo tambien me impresiono mucho al ver estas cosas. Gracias por su reflexión y por compartirla. Es claro que me voy con su complicidad por ayudar y entender estas cosas.

    Saludos,
    Jacob

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jacob: Gracias por su visita. Lo importante acá no es crear revoluciones a gran escala, basta con un poco de conciencia, como bien lo dices, y tratar de hacer lo mejor con las posibilidades de cada quien. Saludos,

      Eliminar
  12. Gracias, Kat, y disculpe mi reflexión, la que sigo sintiendo válida. Para evitar molestarla, me abstengo de participar más en su blog, del que me ha gustado ser partícipe; pero en un blog, si se abren comentarios, la idea es que los amigos o quien quiera participen sin ataduras de conceptos, creo que no he sido irrespetuoso, pero prefiero no participar si debo estar pensando qué digo o qué no digo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DW: El submarino es un espacio libre, siempre lo ha sido. Si usted mismo desea autocensurarse, es también su derecho. Así como usted ve este tema con su punto de vista político, yo y otros más lo vemos desde otra ventana (la humana). Todos (incluyéndolo a usted y a mí) tenemos derecho de opinar desde la perspectiva de cada quien y el que yo quiera permanecer desde mi punto de vista humanista y no quiera emitir opiniones sobre campañas políticas, no implica que le estamos poniendo ataduras a su opinión. Saludos,

      Eliminar
    2. Entiendo su aclaración y corrijo mi decisión, pues.
      Igual, insisto en que la caridad es vertical y la justicia es horizontal; por lo tanto, no tiene sentido la caridad si no hay una lucha por cambiar el orden económico existente que genera la injusticia, aquí es cuando lo político resulta parte del humanismo. Feliz año 2014.

      Eliminar
  13. kat, la invito a pasar por mi blog, puse una nueva entrada, saludos y que el año que viene esté lleno de luz para todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos... Igualmente, Ana!

      Eliminar
  14. Creo que le puede interesar visitar nuestro blog ahora. Felicidades y gracias por su trabajo.

    ResponderEliminar
  15. Curiosamente, hoy me encuentro en Facebook esta frase de Eduardo Galeano, luego de haber dejado mi comentario:

    "La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo". Eduardo Galeano.

    ResponderEliminar
  16. Lo que no hay que perder es la sensibilidad ante la pobreza de los demás que es parte del amor al prójimo. Por eso me gusta que Kat llame la atención sobre el tema.

    Pues ya me decidí y puse entrada nueva, como para no quedarme atrás con mi blog. La invito a que me visite

    http://labutacadecarmen.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Carmen... Saludos,

      Eliminar
  17. Katmarce: ¿no ha ido usted al blog de nuestro amigo Sergio (El hablador de tele)?
    Debiera. ¡Qué buen trabajo hizo ese "loco" sobre la tele del 2013! Ojalá lo vea, sé que le va a gustar sea que coincida o no.

    Por mi parte: *Puse nueva entrada en mi blog por si quiere visitarme. Gracias. Felicidades para el Año Nuevo.

    ResponderEliminar
  18. Saludos a todos los/as pasajeros/as frecuentes. Muchas gracias por su cariño, palabras y sus visitas. Espero que este nuevo año mantengamos la amistad a través de nuestros blogs... Pronto regreso con la primera entrada del 2014.

    ResponderEliminar
  19. Katmarce, por favor, me avisa cuando ponga su anunciada entrada nueva. Gracias y abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Hola Katmarce!
    La situación de los indigentes es para mí una de las más tristes, y la verdad es muy poco lo que hacemos por ellos. Su texto me hizo reflexionar. Gracias por compartirlo! la invito a que visite de nuevo mi blog cuando tenga gusto, ya hice nuevas publicaciones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. A uno se le rompe el corazón, y al mismo tiempo se siente afortunado de las oportunidades de la vida. Yo nunca dejo el plato vacío, pero, por comelón

    Saludos Sargenta y de paso, esta entradita ya pide relevo

    ResponderEliminar
  22. Le deseo lo mejor para este año 2014.

    Saludos,
    Jacob

    ResponderEliminar
  23. Kat, espero que esté muy bien, le comento que puse una nueva entrada por si desea pasar. Abrazos ¡¡

    ResponderEliminar
  24. Oye, Kat, puse una entrada sobre una película que, creo, debieras ver: "Balada de un hombre común". La invito a que pase.

    ResponderEliminar
  25. Gracias, amiga, por pasar por mi blog. La recuerdo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  26. Hola DW, Hattori, Paula, Ana y Jacob: Gracias por sus visitas. Este submarino ha tenido que atracar un rato por falta de gasolina jejeje... Espero reanudar los paseos pronto. Un abrazo a todos y en cuanto tenga tiempito, me escapo para visitarlos. Saludos,

    ResponderEliminar
  27. Pasen por nuestro blog, ahí sabrán el porqué.

    ResponderEliminar
  28. ¿Ya tiene gasolina?

    A ver, venga, tenemos nueva entrada y nuevo diseño en nuestro blog.
    Tadeo y Ezequiel, jijijijii

    ResponderEliminar

Sus comentarios son bienvenidos ;-)