sábado, 16 de marzo de 2013

QUE NO ALUMBRE TANTO AL SANTO, NI LO QUEME

Imagen tomada de nube-agua.blogspot.com
“-¿Sabe qué?... Usted  me cae mal por agazapado… Esa vara de estar intercambiando miraditas y sonrisitas con esa chavala no me cuadra. Yo ya la enjaché a ella, así que párela.”

“-¿Yo qué hice?”… Contesta el hombre con un tinte de sonrisa cómplice e incómoda en su tono de voz…

Mientras tanto, yo venía mirando por la ventana del bus, en un asiento adelante de esa folclórica pareja, con la menor intención de siquiera mirarlos con “el rabo del ojo”… ¿Se imaginan qué hubiera pasado si la chica me “pescaba”?... Yo sí, y mejor me evité un momento incómodo.

Pero mientras la mujer seguía con el “tele-lele” y el hombre trataba de ignorarla, la verdad es que la conversación me hizo pensar un poco en la situación del agazapado y la celosa. En lo personal, no me parece apropiado tener una conversación de ese tipo a plena luz de una audiencia “buseril”; pero al menos esto me dio pie para traer el temita a las aguas fértiles de discusiones de este Submarino.

Como dice mi mamá: “que no alumbre tanto al santo, ni lo queme”. Creo que lo importante es conducir con moderación y equilibrio. El respeto en una pareja es la base para que estas situaciones se puedan manejar de la mejor forma. Si el tipo quiere andar de picaflor, perfecto, entonces lo ideal sería que se mantenga alejado de relaciones serias para que haga a sus anchas lo que bien tenga en gana. Y si la mujer tiene que andar cuidando al chico porque intercambia miradas fogosas con otras… Vamos mal… Con un “jaloncillo de orejas” (y no una escena pública), él debería percatarse de que el asunto ya se está pasando de la raya.

Estoy consciente que hay personas muy atractivas en la calle y, ¿por qué no mirarlas simplemente como se contemplan unos bonitos zapatos caros en un aparador?... Si existe respeto en una pareja, creo que el complemento ideal de este cocktail es la confianza de parte de los dos. Pero… Ojo… Tampoco el abuso… Que no se confunda la “gordura con la hinchazón”, como decía mi abuelita... ¿No les parece?

Katmarce--

41 comentarios:

  1. Esta simpático el tema, pero te diré que he tenido la mala suerte de escuchar peores y más complicadas conversaciones en buses. Oh como quisiera olvidarlas!!!! Aunque coincido con vos que si se quiere andar de flor en flor es mejor no tener nada serio con nadie, si creo que somos seres complicados y ambiguos que pese a las intenciones a veces pecamos por "palabra, mirada y omisión".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Michael: Gracias por la visita :D y por el comentario. Y, jejejeje... Coincido con vos en que somos seres ambiguos y complicados, eso hace la vida aún más interesante... Saludos,

      Eliminar
  2. Ah, los pleitos de pareja en el bus... cómo me recuerdan a mi juventud específicamente a mis tiempos del cole!

    Siempre es incómodo y a veces hasta triste escuchar estas cosas en un transporte público, en un parque o en cualquier esquina.

    Parece que aunque el ideal es guardar esto para momentos privados, el ser humano se vuelve esclavo de sus impulsos y se "manda" a discutir lo que sea donde sea y se olvida de la posible audiencia.

    Estoy de acuerdo con esa última parte. A veces se mira a una persona de admirable belleza física y esto no debería representar un problema. Sin embargo, hay hombres y mujeres demasiado celosos para permitir siquiera esto.

    Un abrazo!
    Carlos Ch.
    conlaluzdisponible.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El autocontrol... Creo que eso lo va dando la madurez y el tiempo... Claro que cuesta contenerse en ciertos momentos, pero bueno, todos los días debemos practicarlo.

      Y para ser honesta, creo que la pareja que me inspiró a escribir esta entrada aplicaba esta forma de tratarse más como una costumbre que un simple desliz por falta de control.

      Un abrazo de vuelta.

      Eliminar
  3. Uy nooo milinda, la mujer como un zapato, noooo, que admiren la belleza de la mujer como arte que yo sí soy puro aaaaarte y no quiero que me vean como un zapato.

    A mí que me miren como quieran si total ya ni me miran. ¿Qué tú te piensas? ya pasé mi cuarto de hora, pero que miren a la mujer como hermosa y galana sin concupisecencias malsanas, uyyyy, milinda de dónde me saldría esa palabrilla...

    hasta que me asusté solita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo no me refería a ver a la mujer como un zapato. En realidad hablaba de "las personas muy atractivas que te topas en la calle", sean hombres o mujeres, a quienesn debes "ver y no tocar"... Gracias por tu visita, Pochis!

      Eliminar
  4. No hay nada más incómodo que presenciar una discusión en público. Uno nunca sabe cómo actuar, e incluso si intervenir o no. Es incómodo también porque uno recuerda que quizá alguna vez también pude haber sido quien discutía... ¡Qué bochorno! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muy pocos estamos exentos de "este pecado"... El chiste es aprender a no dejarnos llevar por los impulsos y saber que todo tiene un lugar y un momento, no te parece?

      ¡Qué bueno verte por acá! :D y a todos mis visitantes: super recomendado el blog de este aprendiz que tiene mucho qué decir por allá.

      Saludos,

      Eliminar
  5. Pues creo que los celos, como dice mi odiado guatemalteco que ni el nombre me acuerdo, son " la mitad falta de sesos y mitad inseguridad". Pucha, por que no podemos ver la belleza que pasa a nuestro lado, o al lado de nuestra pareja, si es lo lógico no¡¡ ni que estuviéramos muertos y eso de celar por miradas "inocentes" es una locura. Ahora el flirteo descarado es otra cosa. En todo caso, la ropa sucia se lava en casa. La dignidad no debe perderse nunca. Cambiando de tema, tango nueva entrada por si desea pasar , Saludos ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita Ana y por compartir tu opinión en el Submarino. En cuanto pueda escaparme me daré la vuelta por tu blog. Saludos,

      Eliminar
    2. Ana, estimada señora: creo que usted nos debe contar algún día de ese "odiado guatemalteco".

      Eliminar
  6. El asunto no es ver a la mujer como artículo de cama o "cosificarla", sino sentirla uno con admiración y respeto desde la belleza con que ella nos reta y se reta, belleza que puede tener muchas aristas y distintas variables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué curioso que usted y Pochis solo hayan comentado sobre un aspecto de la decoración de mi comentario y lo hayan mal interpretado de igual forma!...

      Eliminar
  7. Katmarce, estimada señorita: cuando una discusión se presenta en un bus por un tema tan personal como los celos o cualquier otro tema que corresponde a la intimidad de las personas, esto solamente demuestra falta de educación de ambos. Creo que este tipo de situaciones deben resolverse solamente en la casa.
    Carmen Fernández R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo con usted, Carmen, pero creo que no todas las personas lo ven así ;-) jejeje! Saludos,

      Eliminar
  8. Milinda submarinera pimentosa, ven por mi blog, tengo algo nuevo:
    Gracias al grupo Roncahuita por el envío del dibujo, los quiero:
    http://generacionrebelde-roncahuita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Submarinera pimentosa vieras que yo leí lo de la invitación tuya en el blog de Sergio y de milindo Hattori en su sartén, llegué a Heredia solita pregunté por el arepero pero no llegó bloguero o bloguerita, no sé si me equivoqué de sitio. ¿Por tu parte, llegaste bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Pochis esperemos verla en el próximo encuentro. Estoy segura que Hattori se sentirá muy complacido :)

      Eliminar
  10. Creo que si no hay confianza, la relación no funciona. Punto.

    Saludos mi estimada.

    PD: La espero que el sartén tiene tintes de revolución.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Katmarce, por su comentario en mi blog sobre Bebo.
    Vengo a decírselo con honradez y cariño.

    Y me voy a ver la entrada de Hattori Hanzo que dice que "huele" a Revolución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que tengo chance, me doy la vueltita...

      Eliminar
  12. Estamos hablando solo de mujeres celosas, cuando hay muchos hombres que lo son y ahí no cuenta la historia de quedarse viendo los lindos zapatos en el escaparate de la ventana, pues cualquier motivo puede levantar una sospecha.
    Y en estos tiempos cibernéticos, de las conversaciones que no deberían darse en el bus, pasamos a las que no deberían darse en redes sociales, donde se amplifica la audiencia.
    Yo sé lo que te digo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, tengo una entrada nueva.

      Eliminar
    2. Claro, las redes son impersonales pero a veces se vuelven tan personales como una conversación en el bus... Ya ves, todo se transforma, pero no desaparece. Gracias por pasar.

      Eliminar
  13. Ya puse mi comentario en la nueva entrada de Vala, me metí con el asunto "performántico". Nos vemos ahí. Saludos para Kat y Vala.

    ResponderEliminar
  14. Milinda Katmarce es que ya te había opinado antes entonces ahora me quedo en invitarte a que vengas a mi blog a ver a el asunto entre Drácula y los zancudos. Saludame al sartenista, milindo ese.

    ResponderEliminar
  15. Por si desea pasar a mi blog, dejé una nueva entrada, Saludos

    ResponderEliminar
  16. Con su permiso, Kat, y por si usted puede ayudarme a que le llegue este mensaje por Tuiter.

    Sergio (el comentador de tele):
    Necesito comunicarme con usted. Escríbame, por favor, al siguiente correo:
    cocuyos@racsa.co.cr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según me contó Sergio, ya le escribió :)

      Eliminar
  17. Kat:
    gracias de verdad, sí, funcionó, ya conversé con Sergio. Es que hay posibilidades de hacer un cineclub en el Magaly, ahí le cuento luego... Ah, y gracias por su gentil visita a mi blog, por ahí le respondí. Me alegro mucho cuando usted visita mi blog.

    ResponderEliminar
  18. ¡Mira que tenía pendiente venir al submarino! Y hasta de mi he visto conversación, ¡jaja!
    Te diré, Kat, eso de escuchar conversaciones en el bus es de lo más divertido del mundo, aunque veo que no te tocó una muy entretenida (una vez unas señoras hablaban de haber hecho la tarea, y una le dijo a la otra que debía poner "google" y que el "punto com" era muy importante). Lo que sé es que muchas de las parejas hacen eso porque no pueden evitarlo, se necesitaría demasiada habilidad para fingir sin problema alguno. Y eso de poder "ver y no tocar" lo veo válido, pero, como dices, mientras sea de manera consciente y sabiendo que tienes una pareja ya establecida y se supone que se está feliz.

    Te invito a ver Hannibal, a ti que te gusta tanto TWD, esta viene con más estilo. Ojalá puedas darle un vistazo y se pueda hacer una reunión bloguera de verdad porque la última fue "pura paja".

    Mucho cariño
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, Sergio... Me adivinaste el pensamiento... Hace rato me estaba preguntando qué te parecería esa nueva serie de AXN. Yo tengo muchas ganas de verla :) Nos hablamos!

      Eliminar
  19. Uy q bueno porque me parece que te ha llegado el metiche de milindo sartenista..........

    Tengo entrada nueva y te estoy esperando, en tu submarino, es que hay que venir plantada, al diantre...
    q'es que me tiene brava que ganara Saprissa a mi Liga Liga...

    ResponderEliminar
  20. Kat:
    puse nueva entrada en mi blog, la invito a pasar.

    ResponderEliminar
  21. MiKat que os sucedió que no escribes...

    Estás como el sartencito valiente y samurái.

    ResponderEliminar
  22. Katcita..... puse entrada nueva, espero que te llegues y que llegue el sartenista.

    ResponderEliminar
  23. Hola Kat, le cuento que he puesto una nueva entrada por si desea pasar a visitarme, Saludos

    ResponderEliminar
  24. Hola gente: En cuanto pueda los visitaré y retomaré mi blog. La verdad estoy en días algo ocupados... Saludos,

    ResponderEliminar
  25. Yo me divierto tanto escuchando las conversaciones de bus. Cada cosa que uno oye!!!

    Pues el problema está en que si ella sabe que el muchacho es agazapado y hace intercambio de sonrisitas con otra en presencia de ella, esa relación no debería ser. Si él hace eso en presencia de ella... Que no hará cuando esté ausente??

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Heidy: Gracias por tu visita :) Estoy totalmente de acuerdo en eso que piensas: "¿qué no hará cuando esté ausente?"... Si alguien te pone a pensar de esa forma, creo que también debería plantearte la solidez de esa relación... Saludos,

      Eliminar

Sus comentarios son bienvenidos ;-)