sábado, 1 de septiembre de 2012

CON EL APAGÓN, ¡QUÉ COSAS SUCEDEN!…

Así lucía el celular durante el "apagón"

Pasaba la hora de almuerzo.  Yo estaba sentada en mi puesto de trabajo, celular a mi derecha, computadora al frente. Escribía un correo, mientras escuchaba música en una emisora por Internet. De pronto, la música se detuvo. No hice mucho caso, pues es normal que a veces la conexión inalámbrica se interrumpa. Pasaban varios minutos y el silencio continuaba... Refresqué el navegador y: "¡No hay conexión del todo!".

Busqué mi celular y me di cuenta que tampoco tenía señal de Internet, al mismo tiempo que la señal telefónica indicaba este pequeño mensaje: “sin servicio”... Me dije para mis adentros: “¡calma, calma!… Pronto se solucionará…

Pasaron los minutos y las horas y la situación se prolongaba. El caos se empezó a adueñar de la oficina en el momento en que mis compañeras comenzaban a actuar como un avispero alborotado, cuando se percataron de que hacía falta el compañero imprescindible en nuestro día a día.

Y es que este “impasse” nos permitió conversar un rato y ver más allá del embrujo cautivante de la tecnología. Interesante fue escuchar la teoría de una de las intelectuales de mi oficina, quien me insistía en que nuestra misma necesidad de mantener la privacidad nos está haciendo regresar a una etapa de desconexión.  Según su punto de vista, la misma conectividad y la facilidad que nos brinda Internet para conversar con nuestros amigos y familiares en cualquier momento nos está arrastrando hacia el ahogamiento.  “Con un dedo nos sentimos cerca y con el mismo nos desconectamos”, aseguraba.

Esta frase tiene un gran sentido; lamentablemente, no creo que eso suceda.  Hace un tiempo atrás iniciamos un proceso irreversible que cada vez nos está haciendo más dependientes de la tecnología. Incluso, algunos estudios han demostrado que esta necesidad de conexión le genera a las nuevas generaciones ansiedades y enfermedades creadas por la falta de esta cuasi-droga.

El “apagón” experimentado en días pasados es un ejemplo de cómo puede afectarnos tanto a nivel personal, como laboral. A pesar de que necesitaba llamar a mis papás y no pude hacerlo en ese momento, esa interrupción del servicio también me dio un espacio para disfrutar de una entretenida conversación con mis compañeras, aprovechar el silencio de un viaje en bus, apreciar la lluvia a través de la ventana y conciliar el sueño sin escribir un último “tweet”.

Katmarce—

34 comentarios:

  1. ¡Ay! ¡Ay! Kat! Ese mismo día creo que escribí precisamente un "tweet", que debería existir un reto olímpico o algo por el estilo para alguien que logre estar sin internet al menos por un fin de semana. Se ha vuelto tan, pero tan indispensable que a veces incluso a mi me cuesta acostumbrarme a hacer algo distinto. Por suerte he retomado la lectura y la U me tiene lo suficientemente ocupado, pero llegó un momento que si no estaba frente a la compu me sentía extraño, como si no estuviera haciendo nada. Me asusté.
    El fin de semana que salí de la GAM y ni siquiera teníamos señal de celular fue como una desintoxicación, y poco a poco te das cuenta que SÍ hay muchas otras cosas por hacer.
    No dudo que es LA herramienta de trabajo, pero es importante no dejar que te absorba por completo, como dijiste. Es decir, sólo el mantener este mundo bloguero es un lado positivo ¿No?

    Por suerte ya el FB no me hace gracia del todo, tengo que ver cómo hago con mi excesivo chekeo del TW, pero sirve de lección para estar alertas a que no se nos salga de las manos.

    Me encantó la foto de tu teléfono.

    Saludos y cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, Sergio... La foto del celular quedó apenas para este submarino jeje... Creo que nos queda una tarea bonita: no dejarnos arrollar por la tecnología, pero como vos decís, no todo es negativo. Este mundo bloguero es algo muy rescatable, sin duda. Lo que sí es innegable es que ese día fue un ejercicio interesante, sin duda. Saluditos!!

      Eliminar
  2. Curioso, hay gente que dice que tal o cual chunche de Internet es adictivo. No. El adictivo es uno. Ver a alguien que no puede despegarse de su aparato electrónico esté donde esté, así: esté donde esté, no me dice que el aparato sea enfermizo. No. La enfermiza es la persona. O sea, hay quienes, para justificarse, le echan la culpa a Internet de aquello que solo cada uno es culpable. El problema no es el cigarro, el problema es quien lo fuma. Está claro. El texto de Katmarce me gusta por sencillo, es evidente que solo quiere contarnos algo, sin aspavientos. Con todo, me permito recomedarles un EXTRAORDINARIO cuento de Ray Bradbury sobre este asunto (la interrupción de la tecnología) en uno de sus mejores libros: "Las doradas manzanas del Sol". Ojalá su parábola les sea útil. Parafraseando a Jesús podría uno decir que "la tecnología fue hecha para el hombre y no el hombre para la tecnología".

    ResponderEliminar
  3. La frase de Jesús es: "El hombre fue hecho para el sábado y no el sábado para el hombre", expresión que los adventistas siguen sin entender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí estoy, DW!!... Pues sí, pero el adicto es la persona, pero debe existir un objeto de adicción para que la ecuación cuadre, no le parece?... Gracias por su comentario, me gusta mucho la frase de "la tecnología fue hecha para el hombre y no el hombre para la tecnología"... Mucho para pensar :-) Gracias por la visita1!!

      Eliminar
  4. Hola Kat!

    Este tema del tristemente famoso "apagón" es una muestra clara de la evolución de Internet en el ámbito de la vida cotidiana.

    De la misma forma, en algún momento el agua potable y la electricidad dieron el salto de comodidades a necesidades (por lo menos en muchos países, aunque en algunos todavía se sufre mucho con esto), Internet está en ese proceso. Hace 20 años sólo algunas empresas y muy pocos individuos usaban Internet cotidianamente en Costa Rica, hoy el asunto ha crecido exponencialmente y se ha convertido en una necesidad de la mayoría, a nivel personal y empresarial.

    Y es que una herramienta como Internet, con tantos usos alternativos, tiende a generar más dependencia. En este punto, estoy completamente de acuerdo con DW que los adictivos somos nosotros! Nos hemos apegado tanto a la "herramienta" que ahora es una necesidad básica. Inclusive ya está sonando Internet para la Canasta Básica!

    Pero por otra parte, y hablando del apagón como tal, ha sido una buena oportunidad para percibir al mundo con otros sentidos por un rato... Y para recordarnos que hay vida fuera del formato rectangular de la pantalla de cualquiera que sea el dispositivo conectado a Internet que usemos...

    Un fuerte abrazo!
    C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charlie: Concuerdo con vos. Me parece que esto de la conexión e Internet toma una posición relevante, día con día. Lo que no sabìa era que ya la estaba considerando para la canasta básica :O waooo!!.... Gracias por tu visita y por tu aporte. Un abrazote!!

      Eliminar
  5. POEMA DEL IRLANDÉS WILLIAM BUTTLER YEATS que da lugar al libro de Ray Bradbury que aquí recomiendo. Es solo que no recuerdo el título exacto del cuento que se asemeja a la temática que aquí plantea Katmarce:

    Though I am old with wandering
    Through hollow lands and hilly lands,
    I will find out where she has gone
    And kiss her lips and take her hands;
    And walk among long warm dappled grass,
    And pluck till time and times are done
    The silver apples of the moon,
    The golden apples of the sun.

    Aunque estoy viejo de vagar
    A través de tierras vacías y de tierras montañosas,
    Descubriré a dónde ella ha ido
    Y besaré sus labios y tomaré sus manos;
    Y caminaré entre el cálido, largo y moteado pasto,
    Y desplumaré hasta que se hagan el tiempo y los tiempos
    Las plateadas manzanas de la luna,
    Las doradas manzanas del Sol.

    ResponderEliminar
  6. KAT:
    Por lo visto, usted continúa con el apagón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja xD hablando de desconexiones y otros demonios...

      DW: Me gustó mucho que posteara ese poema, no lo conocía. Tendré que buscar ese libro de Bradbury (uno de mis favoritos). Estas imágenes me encanta:

      The silver apples of the moon,
      The golden apples of the sun.

      Eliminar
  7. Yo no soy un partidario de aquello que se llama "tecnología" (aunque esté comentando algo de una persona que estimo y que vive a miles de kilómetros de mi casa) básicamente porque después esa misma tecnología nos domina. Julio Cortázar escribió que cuando a una persona le reglan un reloj el regalado es él mismo, porque ese reloj lo va a terminar dominando en sus ejercicios más cotidianos. Desde que uso celular, internet, o todas esas cosas me siento un poco apurado por hacer otros asuntos. Y la verdad no me gusta vivir apurado. Ese apagón debe ser a veces un regalo de Dios para mostrar que en realidad no dependemos tanto de esos objetos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián: Muchas gracias por lo de la estima (supongo que es para mí)... Creo que una se llega a identificar con estas personas que visitan con frecuencia nuestro blog y, por ello, te comprendo y comparto el sentimiento :D

      Cortázar y vos tenías razón. La tecnología nos domina, desde el reloj hasta los inventos más modernos. El chiste es buscar estos apagones de vez en cuando.

      Saludos,

      Eliminar
  8. Katmarce luego del apagón:

    ¿Podrías venir un minuto a mi blog?

    http://casandrahijadpriamo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Casandra, disculpa que no te haya podido ir a visitar, pero he andado un poco enredada. Prometo hacerlo en estos días. Saludos!

      Eliminar
  9. Kat, le deje este mensaje a Sergio en el blog de él, por si a usted le interesa. Dice:

    "Sergio, vieras que a la par del cine Magaly, de la boletería de ese cine, donde antes era Jiménez y Tanzi, pusieron una venta de películas y de series completas de televisión, de las que usted menciona, y estas series están muy baratas (en DVD), incluso a precios como de dos mil colones. Dese una vuelta."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, DW. Definitivamente habrá que darse la vueltita :-)

      Eliminar
  10. Reflexivo lo que compartes hoy con nosotros Kat.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, David!! Gracias por tu visita :D

      Eliminar
    2. Katmarce:
      Muchas gracias por tus palabras en "Cine para usar el Cerebro".
      Saludos
      David

      Eliminar
  11. Yo por eso no tengo internet en el celular.. al ipod le reduje el número de aplicaciones al casi mínimo, no tengo twitter, ni tendré, ni volveré a escribir en el blog (lo que escriba será en un cuaderno) ..... y hay otro tren de tonterías de las cuales no quiero ni saber.. facebook al mínimo .. espero ser algún día lo suficientemente grande para cerrarlo.

    La verdadera pregunta es ¿Qué hacíamos antes de este montón de tonteras? lo que fuera estoy seguro que era mejor.. tan bonita la vida analógica, como la naturaleza... voy por ella.


    Pero claro es igual que la TV, darle el uso adecuado ...

    Es más vine acá porque me contaron ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, Fran, aunque fuera casi obligado. Entiendo tu punto... pero no te enojes! XD Creo que cada quien maneja estos temas según sus criteros de "uso adecuado".

      Otra cosa, es importante tomar en cuenta que estamos viendo crecer una nueva generación que, muy posiblemente, crearán un mundo y una sociedad muy diferente a lo que hoy conocemos.

      Eliminar
    2. Nadie se enoja sólo que el tema es muy serio.

      De acuerdo, yo solo estoy exponiendo mis criterios de uso adecuado.

      Eso de una sociedad diferente obviamente no implica que sea mejor... por eso aunque sea nueva debemos de ser críticos con ella, hay que evaluar el beneficio del uso de cualquiera de esas cosas ¿ Lo necesito ?, ¿Qué hacia cuando esto no existía ? ¿Aumenta mi calidad de vida ? ¿ Me agrega un estrés innecesario ?, ¿qué pasa si no recojo la siembra? ¿Qué pasa sino registro que llegué a alguna parte ? ¿Qué pasa si mi ignorancia tecnológica aumenta ?

      Eliminar
    3. Aparte de la malvada intención de quienes quieren que usemos esas cosas.. para vendernos publicidad y meterse en nuestra intimidad, como Google.

      Eliminar
    4. Claro que el tema es serio, por eso lo traje a colación (lo de "no te enojes" era en tono de broma, no sabía que lo estabas tomando taaaan en serio)

      ... Y, bueno, yo en ningún momento he dicho que los nuevos esquemas sean mejores o peores, solo diferentes... Bienvenidos tus aportes...

      Eliminar
  12. Kat, dentro de esa nueva generación que usted menciona, las voces más inteligentes, producto de mentes más inteligentes, hablan de un retorno a la Naturaleza, de desprenderse más de lo tecnológico. A la tecnología hay que recurrir sin satanizarla, o sea, debemos usarla para aquello que es importante. Por ejemplo, ahora me sirve para hablar con usted, aunque era más bonito antes, cuando usted nos acompañaba al cine y a comer, aunque, usted sabe, tampoco aflojaba usted su celular. Veo que usted visita menos los blogs y FB, ¿es buena o mala señal? ¿O es solo que Twitter les ganó la partida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá usted y mi compañera tengan razón, aunque como lo dije arriba, no lo creo... Yo soy de una generación diferente, me gusta la tecnología pero sé distanciarme, por eso todavía disfruto desconectarme (aunque usted sea el primero que reclama mi ausencia virtual). Estos periodos me permiten sonreír al calor de una buena conversación, de un libro, ver la lluvia caer, deslumbrarme con un atardecer o con escenas de una naturaleza que siempre me sorprende...

      Eliminar
  13. ¿Y qué más le depara el apagón? Creo que usted se está quedando con abejón en el buche. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Yo creí que era apagón de luz es que yo soy "mestra" de la Escuela Normal. ¿Sabés de la Normal mi linda Kat?

    Vení a mi blog pa'q te rías un rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita. En cuanto pueda visito la escuela...

      Eliminar
  15. ¡¡Hola Kat!!!
    Me ha gustado mucho tu último post. Creo que estos apagones deberían producirse más habitualmente, sin previo aviso. Es muy sano recuperar la idea de que las necesidades que nos hemos creado son eso, creadas. Hay vida más allá del tweeter, internet e incluso el móvil! Pero es necesario pasar ese "síndrome de abstinencia", como con cualquier otra droga.
    Fíjate en mí. He estado "out" varios meses. He vuelto. Sigo siendo el mismo.
    ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús!! Qué bueno verte por acá y de regreso... Ahorita estoy en un momento de apagón casi obligado :P pues las muchas complicaciones de la vida me han indispuesto un poco para escribir, pero regresaré pronto... Ya vi que tienes nuevo post en tu blog, te visitaré pronto. Saludos!!

      Eliminar
  16. Han sido semanas, días algo complicados y difíciles... Pero pronto regresaré... Gracias a los que recuerdan la ruta del submarino y se detienen un rato por estas aguas...

    Saludos amigos/as blogueros/as. Nos vemos en un rato!

    ResponderEliminar
  17. Mmmmmmmm, ¿qué será tan complicado y difícil para que no escribas?

    ResponderEliminar

Sus comentarios son bienvenidos ;-)